Garbanzas

Garbanzas

El garbanzo (Cicer arietinum) es una especie de leguminosa adaptada en el ámbito mediterráneo. Se trata de una planta herbácea, de aproximadamente 50 cm de altura, con flores blancas o violetas que desarrollan una vaina en cuyo interior se encontrarán 2 ó 3 semillas como máximo. Su periodicidad es anual. El garbanzo es una legumbre con importantes cualidades culinarias y nutritivas.

Origen y distribución:
El origen del cultivo del garbanzo es discutido. Podría situarse con cierta seguridad en el Mediterráneo Oriental, desde donde se expandió por todas la regiones ribereñas del Mediterráneo con relativa rapidez. Pasó posteriormente a Persia, al Asia Central y también al subcontinente indio. Por lo que respecta al África subsahariana hay motivos para pensar que se introdujo con éxito en la región de Ghana, aunque algunas especies salvajes se han documentado con mayor antigüedad en Abisinia. Los colonizadores españoles lo introdujeron en América después de su llegada, implantándose con éxito en California, México y en las regiones de clima seco de todo el continente americano.

Garbanzadas

La Garbanzada canaria, también llamada garbanzas compuestas, es un plato típico de nuestra gastronomía que puede ser degustado tanto como tapa, enyesque o si se desea como plato único. Hay mucha unanimidad en la composición tradicional de la receta y se puede encontrar en la mayoría de los restaurantes populares de Canarias.

Historia

Tiene mucho parecido con los cocidos y pucheros de la parte septentrional de la Península Ibérica, por lo que pudo ser introducida en las islas por los castellanos después de la Conquista. Es un plato, que junto con la Ropa Vieja y las lentejas, ocupan un lugar destacado en el tratamiento de las legumbres en la cocina del Archipiélago Canario. La base consiste en guisarlas junto con diversas piezas de cochino: se acostumbra acompañar de tocino, costillas saladas, un trozo de chorizo y un par de manitas.

Preparación

Desde la noche anterior, se prepara en diferentes recipientes con agua las garbanzas y las costillas. A la hora de elaborar la garbanzada, se ponen en un caldero con agua las garbanzas, las costillas y el cerdo y se dejan hervir a fuego lento. En el primer hervor, se añaden el tocino y el chorizo, mientras se hace un sofrito con pimiento, cebolla y tres dientes de ajo. Cuando el sofrito esté en su punto, se vierte en el caldero donde están las garbanzas y se remueve todo bien. Acto seguido se le añaden un par de hojas de laurel, media cucharada de pimentón y un par de granos de pimienta negra. Opcionalmente se pueden cortar papas en forma de dados y freírlas hasta dorarlas para meterlas luego en el guiso y que adquieran así el punto óptimo al igual que el resto de los ingredientes. No hace falta añadir mucha sal.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Cicer_arietinum

Fuente: https://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/wiki/index.php?title=Garbanzada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.